Perales (Pyrus spp.)

Arbol piramidal, redondeado en su juventud, luego oval, que llega hasta 20 m de altura y por término medio vive 65 años. Tronco alto, grueso, de corteza agrietada, gris, de la cual se destacan con frecuencia placas lenticulares. Las ramas se insertan formando ángulo agudo con el tronco (45 º), con corteza lisa, primero verde y luego gris-violácea, con numerosas lenticelas. Cuando son jóvenes son espinosas, luego inermes y frágiles. Fruto: pomo de forma y color variable, generalmente alargado y de piel verde o amarillenta, con semillas (pepitas) negras, no brillantes, pequeñas y en número reducido. Prospera bien en climas templados, algo húmedos. Resiste más el frío que el calor. Los veranos extremados desecan los frutos y les impiden crecer. Durante la floración le perjudican los rocíos, las nieblas, la humedad y las heladas tardías. En las comarcas calurosas únicamente darán buenos resultados las variedades de verano. Es un frutal exigente en suelo. Sólo prospera bien en las tierras limosas y silíceo-arcillosas, sanas y permeables. El exceso de cal activa le predispone a la clorosis si se injerta sobre membrillero, no aguantando más del 8-10 %; sobre franco resiste hasta el 20-25 %, pero es preferible que no llegue a estos límites Requiere suelos homogéneos y profundos, ni muy secos ni demasiado húmedos.



Problemas que se presentan en el cultivo

Arañitas - Ácaros

Hongos

Insectos

Avispas

Chanchitos

Conchuelas

Escamas

Langostinos

Polillas

Pulgones

Malezas

Malezas de Hoja Ancha

Malezas Gramíneas

Productos recomendados en el cultivo

  • Bayer Links