Melón (Cucumis melo)

Su forma es variable (esférica, elíptica, aovada, etc.); la corteza de color verde, amarillo, anaranjado, blanco, etc., puede ser lisa, reticulada o estriada. La pulpa puede ser blanca, amarilla, cremosa, anaranjada, asalmonada o verdosa. La placenta contiene las semillas y puede ser seca, gelatinosa o acuosa, en función de su consistencia. Resulta importante que sea pequeña para que no reste pulpa al fruto y que las semillas estén bien situadas en la misma para que no se muevan durante el transporte. El planta de melón es de climas cálidos y no excesivamente húmedos, de forma que en regiones húmedas y con escasa insolación su desarrollo se ve afectado negativamente, apareciendo alteraciones en la maduración y calidad de los frutos.



Problemas que se presentan en el cultivo

Hongos

Insectos

Cuncunillas

Gusanos

Langostinos

Mosquitas

Polillas

Pololos

Pulgones

Trips

Malezas

Malezas de Hoja Ancha

Malezas Gramíneas

Productos recomendados en el cultivo

  • Bayer Links