Berenjena (Solanum melongena)

La Berenjena, es una planta perteneciente a la familia de las Solanáceas.

Tallo erecto, velludo y ramificado; con una altura que varía entre los 30 y 60 cm. Es frágil y se parten con facilidad, si no esta entutorado, cuando se carga de frutos.

Las hojas son enteras, grandes y con el envés cubierto de una vellosidad grisácea; las nervaduras de las hojas tienen pequeñas espinas.

Las flores son grandes y de color violeta de 5 cm de ancho promedio, tienen forma de estrella. El cáliz de la flor perdura y crece junto al fruto, envolviéndolo por su parte inferior.

Es una planta muy exigente en luminosidad, requiere de 10 a 12 horas de luz. Soporta bien las temperaturas elevadas siempre que haya una humedad adecuada y es muy sensible al frío, temperatura mínima biológica (10 a 12°C) y la máxima (40 a 45°C), la humedad relativa óptima oscila entre el 50% y el 65&%. La semilla para la siembra se extrae de los frutos maduros.

El ciclo de la berenjena suele durar de nueve a diez meses; desde que se planta hasta que se inicia la recolección suele transcurrir 100 a 125 días, según variedades y época del cultivo.

El fruto, comestible, es una baya de 5 hasta 30 cm de longitud de forma esférica, oblonga o alargada en la mayoría de los casos, con una piel lisa, brillante y de colores diversos según la variedad, la mas común es la de color morado al madurar. La pulpa es consistente, de textura esponjosa, de color blanco, tiene cierto sabor amargo, presenta pequeñas semillas de color amarillo.



Problemas que se presentan en el cultivo

Insectos

Pulgones

Productos recomendados en el cultivo

  • Bayer Links