Alcayota (Cucurbita ficifolia)

La Alcayota, pertenece a la familia de las cucurbitáceas, es cultivada en todo el mundo para su uso en la gastronomía. Casi toda la planta es aprovechada, empleándose las flores y los brotes como verduras y el fruto maduro y sus semillas para la elaboración de dulces.

Es de hábito rastrero; herbácea, anual en zonas templadas, y perenne en zonas tropicales; el tallo velloso alcanza una extensión de 5 m, y arroja zarcillos que utiliza para trepar en la vegetación adyacente.

Hojas pecioladas, con nervaduras palmadas, penta- o heptalobuladas, de gran tamaño, color verde oscuro y dorso pubescente.

La planta es monoica invariablemente. Las flores son solitarias, pentámeras y axiliares; grandes y de pétalos carnosos, con corola de hasta 7,5 cm de diámetro y color amarillo o naranja. Las masculinas tienen un cáliz en forma de campana, y son largas y pediceladas, con tres estámenes. Las femeninas presentan un ovario ovoide multilocular, y una corola mayor que las masculinas. La polinización tiene lugar mediante insectos.

El fruto es globoso y de forma oblonga, de 20 cm de diámetro, y no supera los 5 a 6 kg de peso. La piel, verde blanquecina, protege una pulpa conformada básicamente por mesocarpio, seca, fibrosa, de color claro y dulce. Puede contener hasta 500 semillas de forma aplanada y color oscuro, parduzcas o negras según las variedades. Una misma planta puede dar hasta 50 frutos en condiciones favorables.



Problemas que se presentan en el cultivo

Insectos

Pulgones

Productos recomendados en el cultivo

  • Bayer Links